Go to Top

Standard & Poor’s medirá los “valores católicos” de las empresas

La agencia de rating, que ya publica indicadores de inversión conforme a la Sharia, anunció el lanzamiento del nuevo indicador inspirándose en el modelo de la economía católica. El nuevo indicador estará constituido por valores que ya son miembros del S&P 500 “cuyas prácticas respetan las reglas de inversión socialmente responsable emitidas por la Conferencia Episcopal de Estados Unidos” señala una nota de RadioCor, 21 agosto.

Un indicador para clientes católicos

La idea es ofrecer a las empresas de gestión que desean desarrollar este tipo de enfoque de inversión a sus clientes católicos, un indicador de referencia. Éste último podrá servir también al desarrollo de toda una gama de productos derivados, principalmente los Etf (Exchange traded-fund). Estos productos, que han tenido un gran éxito en Estados Unidos y el mundo, alcanzaron casi los 3.000 millones de dólares a finales de junio.

En línea con los obispos de Estados Unidos

El indicador se llama “S&P 500 Catholic Values Index” y seleccionará sólo a las empresas cuyas prácticas de negocio sean aceptadas por las “directrices de las inversiones socialmente responsables” de la Conferencia Episcopal Estadounidense. El indicador excluirá a quien esté involucrado en el comercio o producción de armas nucleares, químicas, bacteriológicas, bombas de racimo, minas antihombres (La Stampa, 22 agosto).

Las empresas excluidas

Está prohibido incluir en la cartera a empresas “cuyo negocio principal sea la venta de productos militares” o “emplee mano de obra infantil” en cualquier fase de producción y distribución. Según la emisora americana CNBC (20 agosto) el indicador excluye a empresas que operen también en materia de aborto, anticoncepción, entretenimiento adulto.

La financiación de la Iglesia estadounidense

Reuters (20 agosto) añade, sin embargo, que algunos de los más grandes grupos católicos estadounidenses, tienen millones de dólares de exposición en empresas que operan en los sectores de la energía y los combustibles fósiles. Grandes empresas que trabajan en claro contraste con las directrices, para proteger el cambio climático, promovido por la Encíclica “Laudato Si”.

Control de las participaciones

Al mismo tiempo ayudan a financiar las actividades de la misma Iglesia estadounidense. Basta pensar que la diócesis de Chicago, la tercera más grande en Estados Unidos, ha invertido 100 millones de dólares en participaciones en estas empresas. Pero ya anunció estar lista para revisar sus participaciones. También a la luz del nuevo indicador católico y las directivas que impartirá la conferencia episcopal estadounidense.

, , , , , ,