Go to Top

Sí, de la Santa Sede al acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

Desea que los frutos se extiendan también a otros sectores. Obama: el acuerdo se basa no en la confianza sino en los controles. Netayau: un pésimo acuerdo

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, indicó hoy en una respuesta que «la Santa Sede considera positivo el acuerdo sobre el programa nuclear iraní».

Añadió que «se trata de un resultado importante de las negociaciones llevadas a cabo hasta la fecha, pero que requiere la continuación del esfuerzo y del compromiso de todos para que dé frutos».

Entretanto deseó que «espera que dichos frutos no se limiten solo al ámbito del programa nuclear, sino que se extiendan a otros sectores».

En Estados Unidos

Por su parte el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo anoche en la Casa Blanca, que el acuerdo nuclear alcanzado en Viena con Irán es histórico y aseguró que detendrá la proliferación de armas nucleares en Medio Oriente. Además indicó que no vetará cualquier que el Congreso apruebe para impedir su implementación.

Añadió que el acuerdo descansa no en la confianza sobre Teherán, sino en un programa de estrictas verificaciones de parte de la comunidad internacional.

El acuerdo al que se llegó en Viena, entre Irán y el grupo 5+1, tras dos años de negociaciones, limitará la capacidad de Irán para producir uranio con fines bélicos, a cambio del levantamiento de las sanciones económicas vigentes.

La suspensión de las sanciones impuestas por las Naciones Unidas y Estados Unidos, dependerá del cumplimiento de las reglas por parte de Teherán y se entrarán automáticamente en vigor en caso de incumplimiento. Algunos compromisos se prevé que se extenderán durante los próximos 25 años, como las medidas de transparencia.

Además Irán desmantelará dos terceras partes de su infraestructura de centrífugas, y entregará el 98 por ciento de sus reservas de uranio enriquecido, con una vigencia de 15 años. Irán también modificará el núcleo de su reactor de Arak y se comprometió a renunciar al desarrollo de armas nucleares bajo el Tratado de No Proliferación Nuclear.
Israel:

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, durante una breve declaración en Jerusalén dijo: «El acuerdo con Irán es un gran error de proporciones históricas». Y consideró que «Irán verá el camino libre para desarrollar armas nucleares y muchas de las restricciones que se lo impedían van a ser levantadas».

, , , , ,