Go to Top

San Isidro y el párroco Bergoglio

La abuela Limpia, era una viejita paraguaya que murió con más de 100 años, en San Miguel, Buenos Aires, a poquísimas cuadras del Colegio Máximo, donde fue rector Jorge Mario Bergoglio, hoy Obispo de Roma. La abuela Limpia tenía un altar que ocupaba el 30% de su habitación llena de santos y de ahí llevaba a la parroquia del Patriarca San José, un cuadro de san Isidro Labrador del cual era devota, y el párroco de aquel tiempo, Jorge Mario Bergoglio, celebraba la misa en honor del santo el 15 de mayo.

En el cuadro está san Isidro Labrador rezando de rodillas y mirando al cielo y detrás de él los bueyes arando el campo guiados por los ángeles. La imagen representa el discernimiento espiritual de Isidro, porque le pasó que se le juntaron dos cosas importantes. Por una parte el campo estaba ese día en las mejores condiciones para ser arado, después de la lluvia y por otra parte era justo el domingo, cuando en el pueblo celebraban la misa. Isidro decidió agradecer a Dios con la oración de la misa, pero cuando volvió corriendo para trabajar el resto del día, su campo estaba arado milagrosamente. Mientras él rezaba, los ángeles trabajaron por él.

¡Cuánta gente hoy debe trabajar obligadamente el domingo, como esclavos! Y no puede dar gracias a Dios por tanto amor suyo, con la participación en la Eucaristía. Podemos pedir también a San Isidro Labrador por tantos que trabajan en el campo, para que tengan fuerza, fe y buena cosecha. ¡Bendición!

, ,