Go to Top

Que el lucro no impida la investigación de las enfermedades raras

El santo padre Francisco recibió en audiencia este viernes por la mañana en el Vaticano, a los participantes de la III Conferencia Internacional de Medicina Regenerativa, que lleva como título “Cellular horizons: how science, technology, information and communication will impact society” .

El congreso organizado por el Pontificio Consejo de la Cultura se celebra en el Aula Nueva del Sínodo, en el Vaticano, con la colaboración de diversos entes entre los cuales la “Stem For Life Foundation”, y ve hoy en el Aula Pablo VI el punto culminante, con la audiencia pontificia.

El Santo Padre agradeció este encuentro dedicado a las enfermedades raras que afectan a millones de personas en todo el mundo, “porque a estos pacientes muchas veces no le dan la debida atención, dado que no se vislumbra un consistente retorno económico a las inversiones hechas en favor de ellos”.

“Este encuentro asume –añadió el Papa– un valor aún más significativo en el horizonte del Jubileo Extraordinario de la misericordia” y despierta esperanza ya que involucra a diversas personas e instituciones de diferentes partes del mundo.

El Pontífice señaló tres ideas principales durante su discurso: sensibilización,  investigación y acceso a los tratamientos médicos.

Sensibilización: “Tiene una importancia fundamental –aseguró Francisco– promover que en la sociedad crezca la empatía para que nadie se quede indiferente al pedido de ayuda del prójimo, también cuando sufre una enfermedad rara”. Y cuando no se encuentran soluciones hay que responder con rapidez a estas personas, porque la sensibilidad humana “debería ser universal, independientemente del credo, posición social o contexto cultural”.

La segunda idea es ‘investigación’ en sus dos aspectos, “la educación y la investigación científica propia”. Junto a las facultades intelectuales de los estudiantes es necesario garantizar una adecuada formación humana, asegurando el máximo nivel profesional, con recorridos interdisciplinarios, que den preparación humana y ética. “Porque la investigación hoy requiere una constante atención a los temas morales para ser instrumento de tutela de la vida y de la dignidad de la persona humana”.

El tercer concepto es ‘acceso a los tratamientos médicos’. El Santo Padre recordó que en la exhortación apostólica Evangelii Gaudium ha señalado “el valor de los progresos de la humanidad en este momento” en el “ámbito de la salud, de la educación y de la comunicación”. Entretanto lamenta “una economía de la exclusión y de la iniquidad”, cuando “el mecanismo del lucro prevalece sobre el valor de la vida humana”. Por este motivo “a la globalización de la indiferencia hay que contraponer la globalización de la empatía”. Esto nos invita a “volver evidente el problema de las enfermedades raras en escala mundial” a invertir en formación y recursos así como a “promover la adecuación legislativa” para que “sea promovida la persona humana”.

El Papa concluyó invitando a los médicos e investigadores en este Año Jubilar, a ser cooperadores cualificados y generosos de la misericordia del Padre.

, , ,