Go to Top

«Poned en juego vuestra vida por los grandes ideales»

Durante este Año de la Misericordia habrá jubileos especiales cada mes. Uno de los más multitudinarios que se espera es de los jóvenes adolescentes, que tendrá lugar en abril, y está dirigido a chavales de entre 13 y 16 años. El Santo Padre ha publicado su mensaje para ellos con el fin de ir calentando motores. Les invita a participar y «a ser protagonistas» y les recuerda: «Os espero el próximo mes de abril».

Aunque el Papa también es consciente de las dificultades de muchos de ellos para venir hasta Roma. Por eso, les recuerda que la misericordia está muy cerca, en cada catedral de cada diócesis del mundo, y les pide que asuman el compromiso que conlleva atravesar la Puerta Santa: «Recordad que os comprometéis a hacer santa vuestra vida, a alimentaros del Evangelio y la Eucaristía, que son Palabra y Pan de vida, para poder construir un mundo más justo. Desde el comienzo del Jubileo el Santo Padre ha insistido en que no quiere a nadie fuera de «la fiesta de la misericordia» y a los adolescentes se lo vuelve a recordar: «Todos estáis invitados a este momento de alegría». Les da además un consejo práctico: «No preparéis solo mochilas y pancartas, preparad especialmente vuestro corazón y vuestra mente».

En un texto muy asequible y de fácil comprensión para jóvenes de esas edades, el Pontífice les pide que vayan «contra corriente», permaneciendo siempre en el camino de la fe porque Dios «es el que nos da valor» para hacerlo. Tanto Benedicto XVI como Juan Pablo II han dirigido mensajes similares a los más jóvenes invitándoles a «apostar por grandes ideales». Francisco incide en esta idea y les asegura que «los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces». Por eso, les invita a poner en juego la vida «por los grandes ideales».

Tampoco olvida Francisco que hay muchos adolescentes en el mundo que pasan por circunstancias dramáticas, «chicos y chicas, -dice el Pontífice-, que vivís en situaciones de guerra, de pobreza extrema, de penurias cotidianas, de abandono». Para todos ellos dirige un mensaje de esperanza y les invita a no creer en «las palabras de odio y terror que se repiten a menudo; por el contrario, construid nuevas amistades». Les pide que tengan valor y que vayan a contra corriente para ser «amigos de Jesús, que es el Príncipe de la Paz».

El jubileo «es una gran fiesta», -afirma el Papa-, «la más hermosa que podamos soñar» a la que Jesús invita a todos «sin distinciones, ni excepciones». La fecha de esa «gran fiesta» con los adolescentes es el domingo 24 de abril. Francisco presidirá ese día una misa en la Plaza de San Pedro con miles llegados de todo el mundo que ya están convocados desde días antes para vivir el Jubileo en la Ciudad Eterna a través de diferentes ceremonias y actividades.

, , , , ,