Go to Top

Petición

La santidad de Juan Pablo II es incuestionable. No se puede dudar del bien que nos hizo. Ahora toca disfrutarlo. Cabe destacar las innumerables vocaciones sacerdotales que, con su ejemplaridad, se produjeron a lo largo de su dilatada carrera profesional. Me gustaría conocer, las peticiones que resolvió favorablemente, las anécdotas que sus viajes ocasionaron, cómo la gente encontró a Jesucristo, gracias a Él. Sus palabras, sus catequesis, sus cartas apostólicas, sus encíclicas. ¿Cómo influyeron en los católicos? La juventud encontró en San Juan Pablo II un segundo padre.

Yo invito a todo el que haya tenido vivencias, anécdotas y testimonios con Él, a reflejarlas en este “site”. Resultara emocionante recoger la mayor información posible para construir una base de datos, apreciada, valorada y compartida por todos los devotos de San Juan Pablo II.

Os animo, desde este nuevo proyecto a participar activamente remitiendo vuestros comentarios y proponiendo nuevas ideas . Muchas gracias.

Fundador