Go to Top

Padre Pío, el santo más venerado en Italia.

De vez en cuando, Dios envía gente extraordinaria en nuestro mundo, que actúan como un puente entre la tierra y el cielo, y que ayudan a miles de personas a disfrutar del paraíso eterno. El siglo XX nos dio una especialmente único uno: el fraile capuchino Padre Pío de Pietrelcina, que nació en ese pequeño pueblo en el sur de Italia y murió en 1968 en San Giovanni Rotondo. San Juan Paull II lo elevó a los altares en 2002 durante una ceremonia de canonización que batió todos los récords de asistencia. Hoy en día, se puede decir que él es el santo más venerado en Italia. Padre Pío recibió regalos especiales de Dios, como el discernimiento de las almas y su capacidad para leer las conciencias; curaciones milagrosas;bilocación; el don de las lágrimas; la fragancia de las rosas que le dio apagado; y, sobre todo, los estigmas de los pies, las manos y el costado que sufrió durante 50 años. A lo largo de su vida, escribió miles de cartas a aquellos a los que dio la dirección espiritual. Esas cartas son una fuente de sabiduría cristiana práctica que es muy relevante hoy en día. Ideas para ayudar en la cara de sufrimientoOfrecemos a nuestros lectores esta pequeña selección de ideas de Padre Pío respecto sufrimiento, tomado de esas mismas letras.Ellos van directo al grano. Ellos nos dan esperanza y elevamos nuestra alma: 1. «Si puedes hablar con el Señor en la oración, hablar con él, ofrecerle tu alabanza; si, debido a la gran cansancio, no se puede hablar, no encuentran descontento en los caminos del Señor Permanezca en la habitación como siervos del. tribunal hacer, y hacer un gesto de reverencia. Verá usted, y su presencia será agradable a él. Él bendecirá tu silencio y en otro momento encontrará consuelo cuando te toma de la mano. » 2. «Cuanto más amargura que la experiencia, cuanto más amor que usted va a recibir.» 3. «Jesús quiere llenar todo tu corazón.» 4. «Dios quiere que su omnipotencia para residir en su impotencia.» 5. «La fe es la antorcha que guía los pasos de los espiritualmente desolada.» 6. «En el alboroto de las pasiones y de los reveses de la fortuna, estamos sostenidos por la esperanza consoladora de inagotable misericordia de Dios.» 7. «Pon toda tu confianza sólo en Dios.» 8. «La mejor consuelo es la que proviene de la oración.» 9. «Teme a nada. Por el contrario, considera usted muy afortunado se han hecho dignos de participar en los sufrimientos del hombre-Dios.» 10.«Dios te deja en la oscuridad de su gloria; aquí hay una gran oportunidad para su progreso espiritual.» 11. «La oscuridad que a veces nubla el cielo de vuestras almas es la luz: por medio de ella, cuando llega, usted cree que está en la oscuridad y usted tiene la impresión de que estás en medio de un zarzal ardiente Es cierto que,. cuando zarzas queman, se hace humo por todas partes y el espíritu desorientado tiene miedo de no ver o entender nada. Pero entonces Dios habla y se hace presente en el alma, que vislumbres, entiende, ama y tiembla. » 12. «Mi Jesús, el amor es lo que me sostiene.» 13. «La felicidad sólo se encuentra en el cielo.» 14.»Cuando usted se siente despreciado, imitar el martín pescador, que construye su nido en los mástiles de los barcos. Es decir, elevar a sí mismo por encima de la tierra, elevar a sí mismos con su mente y su corazón a Dios, quien es el único que puede consolar y te da fuerzas para soportar el juicio de una manera santa. » 15.»Asegúrese de que los más de los atentados del aumento diablo, que mucho más cercano es Dios para tu alma.» 16. «Bendice al Señor por su sufrimiento y aceptar a beber el cáliz de Getsemaní.»17. «Ser capaz de soportar sufrimientos amargos durante toda su vida para que pueda participar en los sufrimientos de Cristo.» 18.»El sufrimiento nacido de una manera cristiana es la condición que Dios, el autor de toda gracia y de todos los dones que llevan a la salvación, ha establecido por concedernos la gloria.» 19. «Recuerde que no podemos triunfar en la batalla si no a través de la oración, la elección es suya.» 20. «La oración es la mejor arma que tenemos, es una llave que abre el corazón de Dios.» Artículo publicado originalmente por «Religión en Libertad.» Traducido por Matthew Green.

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *