Go to Top

Oriente y Occidente aupados en la obra plástica de Ken Woo

Ken Woo, profesor de arte en el colegio Berkeley de New York, ha sido elegido para pintar el retrato de canonización del Papa Juan Pablo II, que será mostrado por primera vez en el Centro Católico de la Universidad de New York, entre el 23 y 27 de Junio. Zhang Qidong / China Daily

Nueva York, 23/06/2014(El Pueblo en Línea)- El artista de la plástica Ken Woo ha sido el elegido para pintar el retrato de la canonización del Papa Juan Pablo II. La obra será mostrada por primera vez en el Centro Católico de la Universidad de New York, entre el 23 y 27 de Junio.

Esta pieza forma parte de una innovadora exposición, donde se muestran obras de 30 artistas de diferentes países y tradiciones. El dinero recaudado financiará a estudiantes de arte en Europa Oriental, China y Rusia.

En sus inicios, Ken Woo, chino-americano de 37 años, ganó reputación por un proyecto pictórico ubicado en la Iglesia de Nuestro Salvador, en Nueva York. Con esta obra, Woo recibió el premio Hoja de Oro 2006.

La realización se compone de 15 diferentes paneles de madera, tratada con pintura , plomo y oro. También se incluyen 30 iconos que representan a varios santos. Desarrollado en 3 fases durante 6 años, el proyecto contó con la financiación del Vaticano y donantes privados.

Woo creó una serie de 27 pinturas de gran formato. La pieza central de la obra tiene 10 metros de altura. En la instalación, debido al tamaño de las piezas, se utilizaron andamios, elevadores eléctricos y otros equipos de alta tecnología.

«He hecho muchas obras para la iglesia de Nuestro Salvador,» confiesa Woo. » Esta iglesia es muy famosa debido al Reverendo George Rutler, que tiene su propio programa de televisión.»

Proyectos innovadores, explica Woo, requieren mucho trabajo de dise?o estructural, selección de materiales y arduo diseño gráfico. Un proyecto puede tardar muchos a?os para que se pueda apreciar en su totalidad, se necesita tesón y paciencia.

Nacido en Shanghai, la familia de Woo se mudó a los Estados Unidos cuando él tenía cinco años. Aunque creció bajo la influencia artística de su abuela y de su madre, Woo no se decidió por las artes plásticas hasta que cumplió los 16 años, momento en que se encontró a sí mismo como artista, a través de las clases de pintura recibidas en la escuela secundaria.

Fue en sus años universitarios en la Academia de Arte de Nueva York que desarrolló una intensa devoción por la expresión artística. Posteriormente cursó su maestría e n la prestigiosa Academia Central de Arte de Beijing, donde encontró el equilibrio entre las tradiciones occidentales y orientales. De Pekín viaja a Florencia para estudiar de cerca la historia del arte europeo.

«Italia fue un punto de inflexión en mi vida», recuerda Woo. «Las influencia de mis profesores, amigos y compañeros fueron tan profundas que allí me decidí a ser un profesional de las artes visuales».

Su primera gran exposición fue en 1997 en el Instituto de Arte AKI, en Holanda. Woo también ha expuesto en destacadas instituciones pedagógicas internacionales, entre las que se destacan la Academia Central de Arte de Beijing, la Escuela de Dibujo de la Universidad de Oxford y la Academia de Florencia, en Italia . Actualmente trabaja con galerías de Nueva York, Los Ángeles, Beijing y Shanghai.

A Woo le inspira los cánones de la pintura clásica occidental como también le fascina ahondar en los misterios expresivos de la pintura tradicional china. «La pintura al óleo es observación directa, mientras que la pintura tradicional china es más imaginativa, a veces es difícil balancear ambos conceptos dentro mis obras». En artes plásticas, es imprescindible tener un concepto interior, una comprensión singular de lo que estás haciendo, sin eso, es sólo papel de pared,» añade Woo

Fuente:China Daily

 

, , ,