Go to Top

Obama: ‘Ninguna fe enseña a masacrar inocentes’

El presidente de Estados Unidos en una intervención que realizó ayer en Massachusetts, después de la decapitación del periodista estadounidense James Foley, realizada por un miliciano, filmada y puesta en la red, precisó que la mayoría de las víctimas del Estado Islámico son musulmanes.

Y añadió: «Ningún Dios justo apoyaría lo que hicieron ayer y lo que hacen a diario. Ninguna fe le enseña a la gente a masacrar inocentes».

«El Estado Islámico –dijo Obama– arrasa aldeas, secuestra mujeres y niños, y los somete a torturas y violaciones. Asesinaron a sunitas y chiítas por igual, los sacan de sus hogares y los matan cuando quieren por la sola razón de tener una religión diferente».

«Esta gente eventualmente fracasa porque el mundo es construido por gente que construye, no que destruye, y por gente como Jim Foley. Estados Unidos continuará haciendo lo que debe para proteger a su gente. Seremos vigilantes e implacables. Cuando alguien lastima a un estadounidense donde sea, hacemos lo que sea necesario para que se haga justicia», indicó el mandatario. Y aseveró: «El Ei es un cáncer que debe ser extraído y debe haber un rechazo contra esta ideología nihilista»

El mandatario estadounidense reveló que tuvo una conversación con los padres del periodista para darles su pésame. Consideró que «la vida de Foley es un completo contraste con la de sus asesinos», y ayer la madre de Foley se declaró orgullosa de la labor que realizaba su hijo para denunciar las violencias contra la población civil en Siria. En facebook escribió:“Nunca hemos estado más orgullosos de él». Y añade: «Él dio su vida tratando de exponer al mundo el sufrimiento del pueblo sirio».

Y mientras la Casa Blanca confirmó que el video de los milicianos sunitas del Estado Islámico con la decapitación del periodista del Gobal Post, es auténtico, el Pentágono, confirmó nuevos ataques aéreos en el norte de Irak, con posterioridad al asesinato del periodista. También se supo que el ejercito intentó rescatar al periodista sin éxito.

, , , , ,