Go to Top

No abandono la cruz, sino que permanezco de forma nueva a los pies del Señor Crucificado.

¡Feliz cumpleaños a Benedicto XVI! 

(RV).- Nos sumamos de todo corazón a las innumerables  felicitaciones que de todo el mundo le llegan al Papa emérito, que vive en oración en el monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines vaticanos.

¡Gracias de corazón! ¡Veo a la Iglesia viva!

«Les suplico que se acuerden de mí en su oración y que sigan pidiendo por los Señores Cardenales, llamados a la delicada tarea de elegir a un nuevo Sucesor en la Cátedra del apóstol Pedro», fue la exhortación de Benedicto XVI – en su última audiencia general,  ante más de 150 mil fieles y renovadas muestras de afecto – elevando su acción de gracias a Dios por  sus casi ocho años de Pontificado.

«No regreso a la vida privada, a una vida de viajes, reuniones, recepciones, conferencias, etc. No abandono la cruz, sino que permanezco de forma nueva a los pies del Señor Crucificado» destacó el Papa Ratzinger, reiterando que «amar a la Iglesia significa también tener el valor de tomar decisiones difíciles, sufridas, teniendo siempre por delante el bien de la Iglesia y no de sí mismos».

«El corazón del Papa se ensancha agradecido para abrazar al mundo entero», dijo también Benedicto XVI, recordando que «el Señor guía a su Iglesia y nunca nos abandona». Y agradeciendo a todos el respeto y la comprensión con la que se  acogió su decisión de renunciar al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, «decisión importante – señaló – que he tomado con plena libertad».

Pudimos ver en la Plaza de San Pedro grandes aplausos, mucha emoción, devoción, aprecio y cariño el 27 de febrero de 2013. Cientos de miles de fíeles y peregrinos acompañaron al Papa en la última audiencia general de su pontificado: casi ocho años de luminoso magisterio con «momentos de alegría y luces, así como también ‘momentos difíciles’, pero siempre bajo la guía y protección de Dios»:

«Les agradezco por haber venido tan numerosos a esta mi última audiencia general ¡Gracias de corazón! ¡Estoy verdaderamente conmovido! ¡Y veo a la Iglesia viva!»

La barca de la Iglesia es del Señor y Él la conduce, dijo Benedicto XVI con el corazón colmado de gratitud

Hizo hincapié en que, desde que asumió el ministerio petrino en el nombre del Señor,  sirvió a su Iglesia con la certeza de que es Él quien le ha guiado –  «Sé también que la barca de la Iglesia es suya, y que Él la conduce por medio de hombres. Mi corazón está colmado de gratitud porque nunca ha faltado a la Iglesia su luz»

Éstas fueron sus emocionadas palabras en nuestro idioma:

«Queridos hermanos y hermanas: Muchas gracias por haber venido a esta última audiencia general de mi pontificado. Asimismo, doy gracias a Dios por sus dones, y también a tantas personas que, con generosidad y amor a la Iglesia, me han ayudado en estos años con espíritu de fe y humildad. Agradezco a todos el respeto y la comprensión con la que han acogido esta decisión importante, que he tomado con plena libertad.  Desde que asumí el ministerio petrino en el nombre del Señor he servido a su Iglesia con la certeza de que es Él quien me ha guiado. Sé también que la barca de la Iglesia es suya, y que Él la conduce por medio de hombres. Mi corazón está colmado de gratitud porque nunca ha faltado a la Iglesia su luz. En este Año de la fe invito a todos a renovar la firme confianza en Dios, con la seguridad de que Él nos sostiene y nos ama, y así todos sientan la alegría de ser cristianos. Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y de los países latinoamericanos, que hoy han querido acompañarme. Os suplico que os acordéis de mí en vuestra oración y que sigáis pidiendo por los Señores Cardenales, llamados a la delicada tarea de elegir a un nuevo Sucesor en la Cátedra del apóstol Pedro. Imploremos todos la amorosa protección de la Santísima Virgen María, Madre de la Iglesia. Muchas gracias. Que Dios os bendiga».

, , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *