Go to Top

La Onu escucha cada vez más a Papa Francisco

El Observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones unidas: la fuerza del llamado del Pontífice a una economía más atenta a los pobres, a la ecología, es justamente el espíritu que la Onu quiere poner en el centro de la agenda sobre el desarrollo sostenible

Dentro poco más de un mes, Papa Francisco visitará la sede de las Naciones Unidas de Nueva York. Un evento que se ha vuelto muy significativo sobre todo tras el gran impacto que la Encíclica «Laudato si’» está teniendo en la comunidad internacional. Y justamente reflezionó sobre este aspecto el arzobispo Bernardito Azúa, observador permanente de la Santa Sede en la Onu de Nueva York, en una entrevista con la Radio Vaticana.

El religioso se dice muy contento «por las reacciones tan positivas sobre la Encíclica: todos hablaban de ella antes de su publicación y, sobre todo, después. Como decía un diplomático de un gran país durante las negociaciones sobre el desarrollo sostenible: ‘Estamos aquí para negociar duramente y nos empeñaremos mucho en el documento marco para el desarrollo sostenible, pero parece que a pocos les interese verdaderamente, pero todos (o casi) saben algo de la Encíclica’. Creo que esto resume un poco el interés que ha suscitado la Encíclica, incluso en el ámbito de la Onu».

La «Laudato si’» pide un nuevo modelo de desarrollo económico, más atento a los pobres y a la defensa del medio ambiente: vincula ambas cosas y esto ha suscitado críticas en contra del llamado del Papa, pero el observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas ha percibido «una consciencia cada vez mayor en relación con la importancia de la comprensión de una economía más integral, como lo ha dicho precisamente el Papa. Este es un llamado a alejarnos de la obsesión por un desarrollo económico basado solo en el Pib (esta no es una economía que sostiene un desarrollo sostenible); he aquí la fuerza de este llamado a una economía más atenta a los pobres, a la ecología, y este es justamente el espíritu que la Onu quiere poner en el centro de la Agenda sobre el desarrollo sostenible hasta 2030».

¿Y las expectativas que hay por la visita del Papa al Palacio de la ONU? «El primer indicio de esta gran expectación por la visita del Papa -concluye Azúa- son las miles de peticiones de boletos, que ¡desgraciadamente no podemos dar! Diría que en la Onu hablamos al respecto todos los días, y ya he tenido encuentros con el Protocolo para ver cómo responder la me mejor manera posible a todas las expectativas y peticiones de poder ver, aunque sea de lejos, al Santo Padre. Nosotros contamos con vivir esta gran experiencia, un gran suceso, incluso para la Onu».

Redacción Turin

, , , ,