Go to Top

La muerte no es un motivo de tristeza dijo Benedicto XVI

“Sino estímulo para apreciar plenamente” la juventud

ROMA, miércoles 5 noviembre 2008 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha invitado a no tener miedo de la muerte, en particular a los jóvenes, pues no es motivo de tristeza sino aliento para apreciar juventud.

Así lo explicó al final de la audiencia general de este miércoles, celebrada en la Plaza de San Pedro del Vaticano, al saludar a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados.

«La Iglesia nos invita en estos días a rezar por nuestros difuntos y su recuerdo nos invita a meditar en el misterio de la muerte y de la vida eterna», dijo, en referencia al pasado 2 de noviembre, conmemoración de los fieles difuntos.

Dirigiéndose a los jóvenes les alentó a que el pensamiento de la muerte no sea «motivo de tristeza, sino estímulo para apreciar plenamente vuestra juventud, orientando siempre vuestro espíritu a los valores espirituales que no perecen».

Luego saludó a los enfermos, algunos de ellos en sillas de ruedas, para alentarles a renovar «constantemente vuestra confianza en el Señor, sabiendo que en toda situación siempre estamos en sus manos: Él es para nosotros padre bueno y misericordioso».

Por último dirigió unas palabras a los recién casados para alentarles encontrar en «la perspectiva de la vida eterna un aliento a proyectar vuestra familia, dejándoos guiar por Cristo y su Evangelio».

, , ,