Go to Top

El Santo Padre reza por las víctimas de un vendaval en Colombia

El papa Francisco ha expresado su solidaridad y ha enviado su bendición a los más de 400 damnificados del vendaval ocurrido en el municipio colombiano de San Alberto Cesar. Lo hizo a través del seminarista colombiano Carlos Mendez, quien se encuentra estudiando teología en Ecuador, tal y como informa la página web de la Conferencia Episcopal. Al finalizar la eucaristía en el Parque del Bicentenario de Quito, se acercó al Pontífice y pidió su bendición para esta comunidad que ha resultado afectada por este desastre natural.

«La bendición para todos aquellos que han perdido el techo, rezo por cada uno de ustedes. Dios los bendiga, los proteja y les solucione el problema lo antes posible», indicó el Papa.

El desastre ocurrió el pasado lunes, 6 de julio, en el municipio de San Alberto Cesar, después de que un fuerte vendaval dejara cerca de 300 viviendas sin techo y otras destruidas. Los fuertes vientos tumbaron varios árboles y afectaron el cableado eléctrico, por lo que el 80 por ciento del municipio quedó sin servicio de energía.

Mientras el Santo Padre está visitando algunos países de América Latina –Ecuador, Bolivia y Paraguay– los obispos de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), se encuentran reunidos en la 99ª Asamblea General.

Por eso, los prelados enviaron una carta dirigida al papa Francisco, resaltando el espíritu de esperanza y alegría que viene marcando el encuentro. En la misiva firmada por monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, arzobispo de Tunja y presidente de la CEC, los obispos expresan al Pontífice «profunda admiración por su pastoreo en la Iglesia universal”. Asimismo le agradecen la recién publicada encíclica «Laudato Si», que consideran “inspiradora para el trabajo evangelizador que adelanta la iglesia colombiana”.

Finalmente, los obispos manifiestan el entusiasmo “con que el pueblo colombiano espera su visita”, que califican como “un signo de esperanza en medio de la violencia que padece el país”.

A propósito de la situación de violencia que vive esta nación, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, ha definido este miércoles como «positivo» el nuevo cese unilateral del fuego anunciado por las Farc, en el marco de las negociaciones de paz que esa guerrilla sostiene con el gobierno.

«Veo una voluntad para que esto se llegue de una manera más pronto que tarde a un acuerdo final, después de la tragedia que golpeó al país y especialmente a las comunidades más pobres», ha afirmado el prelado tal y cómo asegura una nota publicada en la página web de la CEC.

Pero, ha advertido que le parece más complicado el cese bilateral del fuego: «es muy difícil, casi imposible, las treguas son engañosas porque dejan las puertas abiertas para regresar a la guerra».

Finalmente, el prelado ha asegurado que la Iglesia seguirá iluminando este proceso de paz, pero «no políticamente», sino con un acompañamiento desde el Evangelio y de carácter humanitario.

, , , , ,