Go to Top

El Papa irá a Nueva York, lo dice su orfebre

Adrián Pallarols revela que en la “gran manzana” Francisco celebrará la misa de la “re-dedicación” de la Catedral de San Patricio y pronunciará un discurso ante el pleno de las Naciones Unidas

Andrés Beltramo Álvarez
Ciudad del Vaticano

Francisco irá a Nueva York, en septiembre de 2015. Después de visitar Filadelfia, donde participará en el Encuentro Mundial de las Familias, el pontífice se trasladará a la “gran manzana” donde celebrará una misa en la Catedral de San Patricio y pronunciará un discurso ante el pleno de la ONU. Lo reveló el orfebre argentino Adrián Pallarols, quien está preparando un cáliz especial para esa ocasión. Todavía se mantiene la incógnita sobre la posibilidad de una visita a México tras su paso por Estados Unidos.

 

“Él celebrará la misa de reinauguración de la Catedral de San Patricio. Estamos trabajando con el cardenal (Timothy) Dolan y monseñor (Robert T.) Richie (rector del templo), preparando un cáliz, que sería el cáliz que se va a usar en esa misa y que quedaría de recuerdo en Nueva York, por supuesto”, dijo Pallarols en una entrevista con el canal de televisión NY1.

 

El artista sostuvo también que el líder católico se reunirá con el presidente Barack Obama y dirigirá un discurso ante el pleno de la Organización de las Naciones Unidas, en el Palacio de Vidrio.

 

Hasta ahora eran fuertes los rumores sobre la inclusión de una etapa neoyorquina durante el viaje papal, aunque el Vaticano todavía no confirmó nada al respecto. De todas maneras, la visita apostólica a tierras estadounidenses es un hecho. Esta semana, el mismo Jorge Mario Bergoglio, anunció que asistirá a la reunión de las familias católicas del mundo, prevista en la capital de Pennsylvania del 22 al 27 de septiembre del próximo año.

 

Lo hizo en un discurso pronunciado ante los asistentes a un congreso sobre la complementariedad hombre-mujer, convocado por la Congregación para la Doctrina de la Fe. No dio fechas exactas, ni tampoco habló sobre Nueva York en esta oportunidad. Pero, por lo que dijo el orfebre, ya se trabaja en eso.

 

Otra incógnita que permanece abierta es la posibilidad de una visita a México, como parte de una gira norteamericana. El 8 de junio pasado el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, anunció que el Papa visitará su país, sin indicar fecha. Lo hizo tras una audiencia privada en el Palacio Apostólico, durante la cual Francisco le confirmó que aceptará las invitaciones oficiales presentadas tanto por el gobierno como por los obispos.

 

En los meses posteriores el pontífice consultó a diversos eclesiásticos sobre posibles destinos, ciudades ubicadas en la frontera con los Estados Unidos. Eso llevó a pensar en su deseo por enviar un fuerte mensaje sobre la migración, considerando el muro que divide ambas naciones y es emblema de los miles de “mojados” que cada año pierden la vida en el desierto intentando ingresar ilegalmente en la Unión Americana en busca de un futuro mejor.

 

Por lo pronto, esta semana el obispo de El Paso en Texas (del lado estadounidense), Mark Joseph Seitz, aseguró públicamente que junto con sus colegas de Ciudad Juárez y Las Cruces (del lado mexicano) enviaron una carta de invitación al Papa pidiéndole que considere visitar la zona.

 

Por lo pronto será Francisco quien anuncie personalmente la etapa mexicana de su viaje, que en su entorno dan por un hecho. La ocasión ideal será el próximo 12 de diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe. Ese día la Basílica de San Pedro acogerá la “misa criolla”, una celebración eucarística presidida por el Papa que incluirá cantos tradicionales folclóricos argentinos. Ya en diciembre de 2011, cuando por primera vez esa ceremonia tuvo lugar en el Vaticano, Benedicto XVI dio a conocer que viajaría a México. Lo hizo en marzo siguiente. 

, , , ,