Go to Top

El médico que salvó la vida del Papa. Juan C. Parodi

 

Juan Carlo Parodi es el cirujano argentino que en 1980 operó a Bergoglio por una gangrena de vesícula. «El Pontífice me recibió en abril para agradecerme»

El médico argentino que operó a Jorge Mario Bergoglio en 1980 por una grave gangrena de vesícula narró a Diálogo Continental el encuentro de abril que le concedió su ex-paciente en la Casa Santa Marta, en donde el Papa le agradeció por hablerle «salvado la vida».

Juan Carlos Parodi, prestigioso cirujano argentino, dijo: «En el año 80 fui llamado por un clínico que me dijo que tenía un humilde sacerdote muy enfermo. Era un jesuita que había hecho los votos de pobreza, castidad y obediencia y que no tenía recursos. Me preguntó: “¿Sos capaz de ayudarlo?” Me sentí honrado. Dejé todo y una noche fui a ver a este sacerdote. Estaba muy enfermo».

«Lo había operado –continuó–, no me acordaba mucho más: que había salido bien, que me había regalado un libro. Había insistido en pagarme y yo por supuesto desistí. Me había regalado un libro dedicado. Después me enteré de que ese sacedote humilde y muy enfermo era Bergoglio»

En abril, a 34 años de la operación, Parodi se encontraba enun congreso en Londres cuando recibió la noticia de que Bergoglio le había concedido una audiencia privada. «Fue una de las experiencias más hermosas de mi vida. Primero, porque aprendí muchas cosas que no sabía, y además, verlo al Santo Padre… Él, apenas entró en Santa Marta –continuó Parodi–, radiante, me dice: “Juan Carlos, estás igual que cuando yo te vi esa noche que sentí que me moría. Vos me salvaste la vida”, me dice».

Conmovido, el médico contó que el Papa le dijo: «“Sí, vos me salvaste la vida porque yo tenía una gangrena de vesícula, que todo el mundo sabe que es altamente mortal. Esa misma noche me operaste; nunca voy a olvidarme de tu cara, porque cuando vi tu cara empecé a sentirme mejor, mejoré”».