Go to Top

“El respeto al derecho ajeno, es la PAZ”

“El respeto al derecho ajeno, es la PAZ” es la frase del ilustrado indígena, político liberal mexicano, que llegó a ser sinónimo de patriotismo y mexicanidad, Don Benito Juárez, quien nos dejó ese legado de amor, de convivencia, de respeto, y de principio en cuanto a los derechos del ser humano. La célebre frase fue enunciada el 15 de julio de 1867, en un discurso ante el Congreso de la Unión que ha quedado grabado para siempre en la historia de México y Latinoamérica. Este principio aplica a todas las actividades humanas, ya sean personales, familiares, de negocios, artes, profesiones, de ideologías y/o confesiones religiosas. Un principio que nos libera de compromisos, que nos protege, ya que nos compromete a respetar al prójimo, que en sí, somos nosotros mismos. Uno de las causas de los más serios problemas de nuestros países, es casualmente la falta de respeto ciudadano, ignorando o irrespetando el derecho en que se basa la democracia, uno de los sistemas más exitosos de gobernabilidad, de convivencia. El mensaje que ha venido predicando en Cuba el Padre José Conrado, es aplicable a todos los países corruptos y populistas, “Por un tiempo muchos cubanos pensaron que EEUU nos iba a resolver los problemas.  Muchos otros cubanos pensaron que Rusia nos iba a resolver los problemas; después eran los Benito Juárez chinos, luego los venezolanos. No podemos esperar que nadie nos saque las castañas del fuego. Tenemos que aprender que somos nosotros los que tenemos que resolver nuestros problemas. Lógicamente, cuando un pueblo cae en la indefensión en que ha caído el pueblo cubano después de cincuenta y tantos años de un gobierno como el que hemos tenido, es difícil que la gente tenga el valor de decir ‘yo soy el responsable, yo tengo que unirme a los demás para lograr lo que sea el bien para todos’. Es difícil, pero por ahí está el futuro”. Lo anterior significa que debemos respetarnos, amarnos, valorarnos, aprender a defender nuestro propio destino y el de nuestros seres queridos y amigos, que es en lo que estamos fallando más. Me es grato compartir con vosotros, pensamientos anónimos sobre el RESPETO, un sentimiento tan positivo, que es equivalente a veneración, aprecio y reconocimiento. “El respeto es uno de los valores morales más importantes del ser humano, fundamental para lograr una armoniosa interacción social.  Una de las premisas más importantes sobre el respeto es que para ser respetado es necesario saber o aprender a respetar, a comprender al otro, a valorar sus intereses y necesidades.  En este sentido, el respeto debe ser mutuo, y nacer de un sentimiento de reciprocidad”. Padre José Conrado Respetar también es ser tolerante con quien no piensa igual que nosotros, con quien no comparte nuestros mismos gustos o intereses.  El respeto a la diversidad de ideas, opiniones y maneras de ser es un valor supremo en las sociedades modernas que aspiran a ser justas y a garantizar una sana convivencia. Los valores morales es el conjunto de normas y costumbres que son trasmitidas por la sociedad al individuo y que representan la forma buena o correcta de actuar.  En este sentido, los valores morales nos permiten diferenciar entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, lo justo y lo injusto. Como tal, los valores morales son introducidos desde la temprana infancia por los padres, para luego, en la etapa escolar, ser reforzados por los maestros o profesores.  Muchos de ellos también vienen determinados por la religión que practicamos y otros tantos están tan arraigados en nuestras sociedades que su violación puede conducir, incluso, a sanciones legales. Valores morales son, por ejemplo, la honestidad, el respeto, la gratitud, la lealtad, la tolerancia, la solidaridad y la generosidad, entre otros. La lealtad es fundamental en una amistad, pero si un amigo ha cometido un delito y la policía nos interroga, lo correcto sería que privilegiáramos el valor de la honestidad por encima de nuestra lealtad. Los valores morales son fundamentales para lograr un clima de armonía y de convivencia en las sociedades, regulados por la sociedad misma, a través de sanciones sociales, de orden privado, o mediante penas o castigos contemplados en el código jurídico del país. Aunque suele hablarse indistintamente de valores morales y valores éticos, existe una diferenciación entre los unos y los otros.  Los valores éticos están constituidos por una serie de normas o pautas que regulan la conducta de los individuos, como la verdad, la justicia, la libertad y la responsabilidad.  Mientras que los valores morales se refieren al conjunto de prácticas o costumbres comunes a una sociedad, encaminadas a establecer una diferenciación entre la manera correcta o positiva de actuar, y la incorrecta o negativa. No hay gesto más preciado que el respeto, los valores morales y éticos, los cuales se aprenden desde el Kindergarten, por lo que es indispensable darle especial atención a nuestro sistema educacional, que por lo general son de quienes escuchamos el por qué debemos respetar a nuestros padres, a nuestros vecinos, a nuestros compañeros y en especial a las personas mayores.  ¡RESPETO ES SINONIMO DE FELICIDAD!

Por Alejandro José Gallard Prío Escritor

Fuente: http://www.ticovision.com/cgi-bin/index.cgi?action=viewnews&id=15273
Puede compartirse o reproducirse por cualquiera, siempre y cuando anote la fuente: Copyright © TicoVisión – Todos los derechos reservados

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *